Producción ecológica

El cultivo de almendro ecológico en España presenta una gran oportunidad de mercado que, cada vez más, permite atender al constante incremento de la demanda de producto ecológico, totalmente diferenciado del de las explotaciones súper intensivas de otros orígenes.
Este tipo de agricultura ecológica mantiene los esquemas productivos de la agricultura convencional, realizando prácticamente el mismo manejo en lo que se refiere a poda, labores del suelo, tratamientos y fertilización, implementando una sustitución de los insumos convencionales por los permitidos en la agricultura ecológica con el fin de cumplir, en cada momento, la legislación vigente.
Image
Los mercados evolucionan y por ello es primordial adecuarse a los mismos apostando por incentivar la transformación a agricultura ecológica, que optimice nuestras infraestructuras y nos coloque a la vanguardia de la producción.
Destaca, dentro de la cultura general de nuestro carácter asociativo, nuestro compromiso sostenible que pasa por la creación, promoción y gestión de nuestros productos y servicios, que derivan en bienestar social, progreso económico y equilibrio medioambiental.

Por todo ello, la almendra española es más sostenible, emplea menos agua y no emplea algunos productos fitosanitarios permitidos en almendra de otros orígenes.

En España los cultivos son más respetuosos con las abejas y la biodiversidad del medio, dada la variedad de éstos que coexisten combinados con grandes extensiones de bosque.